Directores/as y Solistas


Oskorri - Grupo Folk


Bilbaomusika Nacho de Felipe - Percusión, guitarra, voz
Antón Latxa - Guitarra acústica, voz
Bixente Martínez - Guitarra eléctrica, mandolina
Xabier Zeberio - Violín, voz
Gorka Eskauriaza - Bajo eléctrico
Iñigo Egia - Percusión
Josu Salbide - Alboka, txirula, gaita
Iker Goenaga - Trikitixa
B I O G R A F I A
Oskorri es una propuesta limpia, fresca, espontánea y animada. El perfecto equilibrio entre lo vocal y lo instrumental, entre la balada y la fiesta, entre lo acústico y lo eléctrico, entre el uso de instrumentos tradicionales y los modernos hace que catalogar la música de Oskorri sea muy difícil. Música sin etiquetas, nutrida de nuevas sonoridades, enraizadas en la música tradicional, pero sin perder actualidad. Ecléctica, sin caer en la monolítica tradicionalidad, mantienen una sonoridad propia fruto de la sensibilidad de cada uno de los siete músicos que forman el grupo.
Con una carrera musical de más de treinta años, se han caracterizado por su riqueza, calidad y universalidad. Curiosamente han sido catalogados como el mejor grupo folk peninsular, aunque su origen está en el entorno urbano e industrial.
En octubre de 2003 el grupo decide desertar de posiciones inmovilistas, estéticas, musicales e ideológicas. Con la nueva formación ya definitivamente asentada, el grupo sale de un periodo excepcionalmente creativo para entrar en el estudio a grabar los nuevos temas del disco Desertore.
Para ello contará con las colaboraciones de Luis Lozano en las labores de producción, Andoni Egaña, Maialen Lujanbio, Harkaitz Cano, Jon Sarasua y Unai Elorriaga, entre otros, como letristas y Leturia, Faltriqueira y Eliseo Parra, entre otros, como músicos colaboradores. Un elenco de auténtico lujo que ha hecho posible que este disco haya sido considerado como uno de los mejores del grupo de los últimos tiempos.
Dos años antes Oskorri sacó al mercado, Vizcayatik... Bizkaiara, con el material recuperado por el bertsolari Xabier Amuriza. Se trata de una selección de coloristas temas vizcainos que nos darán un reflejo de la sociedad del siglo XIX. Musicalmente, el disco está creado para la fiesta, para el baile y para el disfrute más lúdico y espontáneo; en algunas canciones es tan suelto y atrevido como tierno e íntimo en otras, pero siempre resulta brillante. Entre los colaboradores destacamos al propio co-productor Eliseo Parra, Kepa Junkera (trikitixa) y el rítmico "zapateado" de Michel Bordeleau (La Bottine Souriente).
Su anterior trabajo, Ura (Agua) ha sido sin duda un disco que por su calidad musical, frescura y diseño, ha vuelto a poner de actualidad al grupo, siendo destacado como uno de los mejores disco de "world music" por la crítica especializada europea del año 2000.
La carrera musical del grupo está llena de unos momentos inolvidables. Uno de los más importantes del grupo llega cuando, tras el cambio y la consolidación de dos nuevos miembros, el grupo celebra su 25º Aniversario con un concierto antológico, donde rinden homenaje a las diferentes lenguas, invitando a 16 músicos de distintos países cantando en su idioma. Algunos de los artistas que participaron en este concierto son Juan Carlos Pérez, Kepa Junkera, Ruper Ordorika, Joseba Tapia, Jon Sarasua, Niko Etxart, Fermín Muguruza, Mikel Laboa, Anton Reixa (Galicia), Albert Pla (Cataluña), Patrick Vaillant (Occitania), Robert Le Gall y Youenn Le Berre de Gwendal (Bretaña), Martin Carthy (Inglaterra) y Liam O´Flynn (Irlanda) quienes al mismo tiempo correspondieron a Oskorri cantando en euskera. Tocaron hasta 25 éxitos, con nuevos arreglos en un recorrido por los veinticinco años de existencia del grupo. Este gran concierto tuvo lugar en septimebre de 1997 dentro del Festival Internacional de Folk de Getxo del cual se editó un CD doble y un vídeo, 25 Kantu Urte.
En Noviembre de 1997 y con motivo de una gira en Sudamérica (Uruguay y Argentina) se editó el disco conmemorativo del 25º Aniversario para el mercado americano. La gira del 25º Aniversario ha llevado al grupo a recorrer los escenarios, teatros y festivales de folk más importantes del Estado.
En la década de los 90 Oskorri ha publicado más de una decena de trabajos. Su trayectoria internacional ha sido avalada por las giras a través de un buen número de países, en 1996 tomaron parte en el Festival de Lovaina (Bélgica), en 1994 se presentará Badok Hamahiru en París y en el año 1991 de Portugal (Lisboa, Evora, Guimeraes, Coimbra) marcharán a Georgia, extinta URSS.
La década de los 80 son años de cambio, nuevos músicos se incorporan al grupo, músicos que ayudaron a crear la sonoridad tan característica del grupo. También son años de trabajo sin descanso, ofrecieron cientos de conciertos, grabaron un buen número de discos, fueron merecedores de varios premios y tanto la crítica y como el público les aclamaron unánimemente.
En la primavera de 1978 se embarcaron en una gira europea que sería la primera de muchas y que de allí en adelante sería una constante en su larga carrera profesional.
Su paso por Berlín, Francfort, París, Colonia, Hannover, Burdeos, Estrasburgo, Stuttgart, Bruselas, Córcega, Nuremberg, Zurich... convierten sin duda a Oskorri en el grupo de folk vasco con mayor proyección internacional. La publicación de un recopilatorio de sus trabajos en varios países europeos a través la prestigiosa Folk Freak Pläne garantizó su éxito en Europa. Así mismo representaron a Euskadi en el Contrafestival de Eurovisión celebrado en Bélgica, recibieron numerosos premios y ofrecieron un sinfín de conciertos antes de hacerse finalmente con el reconocimiento popular
En 1975 firmaron un contrato con CBS para publicar los temas que habían estado interpretando en directo durante algún tiempo. El primer sencillo se editó rápidamente y poco después comenzaron a grabar el que sería su primer disco. Una selección de diez de las cuarenta canciones basadas en los poemas de Gabriel Aresti, y a quien el grupo quiso rendir homenaje, conformó su primer trabajo discográfico, Gabriel Arestiren Oroimenez. Ya entonces las sencillas instrumentaciones y melodías nos mostraban las posibilidades del grupo
Oskorri se ha caracterizado así mismo por realizar trabajos de "investigación". En el disco Hi ere Dantzari plasman canciones de danzas tradicionales que en algunos casos, por no existir grabaciones tendían a desaparecer: El público infantil ha sido el destinatario de dos nuevos trabajos; Katuen Testamentua que tras una labor de recuperación por tierras de Bizkaia de canciones infantiles casi olvidadas, obtiene un gran reconocimiento de sus fans más jóvenes ofreciéndoles junto con el grupo de teatro Kukubiltxo un gran espectáculo lleno de luz, color y sonido. Su segundo disco para los "peques" Marijane Kanta Zan es un homenaje a la escritora navarra Marijane Minaberry, y que como en el anterior se ha preparado un espectáculo junto a Kukubiltxo que ha obtenido un gran éxito.
Pero no acaba aquí su labor de recuperación de viejas canciones, ya que su líder Natxo de Felipe es un amante de las tradiciones y la cultura vasca, y tras horas y horas de investigación, ha recopilado varios cientos de canciones tradicionales que se han plasmado en seis discos en directo llamados Oskorri & The Pub Ibiltaria y que varios miembros del grupo ofrecen a modo de "concierto-pedagógico" para ikastolas, colegios, conservatorios, etc.
Por todos esto es obligado señalar que con los años, el avance en sabiduría técnica y experiencia de la banda es notorio y se observa un afán cada vez más descarado por soltar amarras de estructuras musicales tradicionales, que se muestran cada vez más tácitas, en un empeño constante de lograr una sonoridad vasco-contemporánea. Y todo ello sin perder un ápice de frescura, con su seriedad siempre luminosa y optimista, consiguiendo ser el de siempre y a la vez permanentemente nuevo. Oskorri tiene marchamo, denominación de origen.
Treinta y dos discos (tres de ellos dobles) y un libro "111 kantu" que se editó en 1990 y que recoge ciento once canciones, es un equipaje nada despreciable que demuestra por sí solo la trascendencia de la banda.